Opinión

Francisco Arévalo

En este país y en esta región hay personajes que no deberían ni asomarse al ruedo de los opinadores. Es simple,  en el fondo son los destructores del país moderno, aliados con los malandros de siempre.

 |  Viernes, 14 Septiembre 2018 00:00

Todo empezó bien, repito. Inclusive, lo diseñó y puso en práctica una competente urbanista que creo que es quien más siente y conoce estos parajes de hormigón. Era el último domingo de cada mes. Estaba tan bien organizada que hasta baños portátiles había a disposición de los asistentes.

Ciudad Guayana, a la vez de ser una ciudad extraordinaria, también ha sido nido del cazarrentismo petrolero que lleva en sus alforjas estafadores de muchos colores y matices.

 |  Jueves, 02 Agosto 2018 00:00

Tener escrúpulos es saludable, tenerlos en exceso es enfermedad. Los escrúpulos tienen que ver con moral y ética. Si tienes escrúpulos puedes ser bueno en el oficio que elijes, pues mantendrás códigos de excelencia y calidad que son determinantes a la hora de cuantificar el tejido complejo en que nos movemos los seres sociables. 

Los bachaqueros, los microbuseros, los pranes de los mercados y toda esa élite enriquecida por la falta o escasez de políticas económicas justas, ahora están tratando de entrarle al hueso nuevo, ese que anunciaron con platillos y bombos, cinco ceros menos en nuestra canción eterna, en nuestra monedita del Arco Minero.

 |  Viernes, 20 Julio 2018 00:00

Los bancos, los músculos que hacen o construyen el andamiaje económico de la sociedad, en nuestro país son caricaturas, calamidades con pinta de instituciones, son laberintos surrealistas herrumbrosos, donde confluyen todos los encuentros lastimeros de nuestros fracturados días.

El espacio de pensar y repensar en sociedad todavía no desaparece, lo demuestra el Festival de Poesía de Maracaibo, concebido para no dejarse ganar la batalla por la institucionalidad de la precariedad o miseria como nuevo paradigma social.

 |  Viernes, 06 Julio 2018 00:00

Esta ciudad no nació de una bulla de oro; fue pensada y repensada. Fue trazada con esmero y con delicadeza que hoy, casi sesentón, puedo darme cuenta. Mi ciudad fue hecha y concebida por gente que rayaban en el laberinto de la genialidad. 

¿Qué hemos hecho para que nos hayan destrozado la decencia y los modales sanos de otrora? Qué terrible ver este país destrozado por el desespero, la trampa y la desconfianza.

 |  Jueves, 21 Junio 2018 00:00
Etiquetado como

Adrián juega desde que tenía 4 años. Para sorpresa mía no agarra banca, algo siempre hace en procura de arrimar al triunfo a su equipo. Mi nieto me demostró que se pueden hacer bien los dos roles y hoy puedo decir que el fútbol es parte de mi menú de diversión. 



Página 1 de 6

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...