El Papa expresó su cercanía a cada uno de los hijos e hijas de la “amada nación venezolana, como también a los que han encontrado en esta tierra colombiana un lugar de acogida”.