La diáspora venezolana crece. Un padre, el geólogo radicado en Guayana Noel Mariño, cuenta la odisea de su viaje por tierra a Boa Vista, a 12 horas de Ciudad Guayana, para acompañar a su hijo menor a partir desde Brasil a Chile.

La irregularidad en el abastecimiento de bienes y servicios básicos extrema el sufrimiento diario de los guayacitanos: hasta una semana puede durar la búsqueda de una bombona de gas a precio regulado. La reventa, el ruleteo y colas interminables se han hecho costumbre desde el incendio en la planta de llenado en Chirica (San Félix), el pasado mayo, que ha complicado aún más la comercialización del combustible doméstico en Ciudad Guayana.

Tres conductores y un mecánico consultados en Ciudad Guayana confirman que el hidrocarburo tapa los filtros de gasolina y ensucia rápidamente los inyectores, situación que ocurre en el mismo momento en el que se agudizaron las colas por gasolina. Reparar las averías que puede producir el producto deficiente en los motores pueden llegar a costar hasta 800 mil bolívares, entre inyectores, filtros y demás repuestos.

La imagen de vehículos con bidones en el techo; conductores surtiendo artesanalmente a otros en zonas residenciales; colas de varias cuadras en las cercanías de las estaciones de servicio y, frente a eso, una total desinformación por parte de las autoridades han sido las principales marcas del grave desabastecimiento de combustible que empeora el transporte público y somete a particulares a hacer varias horas de cola para surtir sus tanques.

La concejal de Gente de Guayana en el municipio Caroní asegura que Justo Noguera le mintió a los ciudadanos cuando ofreció acabar con las colas por gasolina, sin tener la capacidad para hacerlo.

Conductores preguntan a Pdvsa y debaten rumores mientras pasan horas esperando que llegue el combustible.

Como si no fuesen suficientes las colas para el transporte público y para retirar efectivo de los bancos, los guayaneses son ahora sometidos a filas kilométricas y de varias horas para recargar combustible. El candidato oficialista a gobernador, Justo Noguera, se aprovechó de la situación prometiendo gandolas con millones de litros y una solución para esta semana.

El punto fue cambiado del estacionamiento de Koma a una zona adyacente al mercado de Unare, en donde el tráfico y la inseguridad aumentan la incomodidad de las horas de espera bajo el sol por obtener una bombona a precio regulado.

Un grupo de más de 100 personas cierra nuevamente la avenida Paseo Caroní después de apostarse en la cola desde la madrugada y recibir la noticia que la venta de este miércoles se trasladó a Core 8.

Desde el incendio de la planta de llenado de Nueva Chirica, en San Félix, la distribución de gas se ha vuelto tan precaria como lo son la magnitud de las colas que se forman en todas las ventas a cielo abierto habilitadas en la ciudad.

Página 1 de 7

Asopemia celebró su 46 aniversario este viernes, en medio de las dificultades causadas por la hiperinflación, el déficit de insumo...

“Creo que la mayoría de los venezolanos no vamos a poder soportar esto, nos moriremos de hambre”, expresó Rosa Hernández, una jubi...

ISDA decidió reunirse de nuevo el lunes próximo “para continuar las discusiones respecto a las acciones” pendientes. ...

En una rueda de prensa en la que el peso de la crisis era atribuido a las medidas de naciones como Estados Unidos, un trabajador p...

El gremio de industrias alemanas manifestó su preocupación por las dificultades de pago del gobierno venezolano. “Incluso ante una...